Estás leyendo

Dumoulin: "Necesitaba, con perdón, cagar; estoy enfadado"

GIRO DE ITALIA

Dumoulin: "Necesitaba, con perdón, cagar; estoy enfadado"

El neerlandés debió parar antes del ascenso al Umbrailpass por una descomposición intestinal. Mantuvo el liderato por 31 segundos.

Tom Dumoulin explicó su apretón con toda la naturalidad del mundo: “Es bastante sencillo de contar: necesitaba frenar y bajarme de la bici porque, con perdón, me cagaba”. A pesar de que conservó la maglia rosa, perdió más de dos minutos respecto a Nairo y Nibali: “Me encuentro mal, muy enfadado por el tiempo que cedí. Fue una complicación de la carrera, pero no pensé que influiría tanto en el resultado”. El neerlandés confirmó que se hizo las necesidades encima en una segunda ocasión. Por eso se apresuró a cambiarse y lavarse al cruzar la meta: “Pasé un rato horrible”.

El líder ejerció de capo en la 15ª etapa, cuando Nairo se cayó en el descenso de Miragolo San Salvatore y paró a sus compañeros para esperar al colombiano. ¿Cómo le sentó que nadie se detuviera por él? “Escuché que el Movistar redujo un poco el ritmo. No creo que hicieran mal al continuar: la carrera iba lanzada. Y, por ejemplo, no se podía dar tres minutos de ventaja a Kruijswijk. Se trata de una situación muy difícil. No sé qué decir”.

Aunque apenas dispuso de ayuda en su Sunweb, Dumoulin confía ahora en su buen momento de forma para llegar con opciones a la crono de Milán: “Creo que, de no ser por los problemas gástricos, habría andado con los favoritos en la subida al Umbrailpass. Comencé a notar mal el estómago en la bajada del Stelvio. Debí parar y no hay vuelta atrás, simplemente afrontar con motivación los cuatro días de montaña que nos restan e intentar sacar toda la ventaja posible en la contrarreloj. Eso 30 kilómetros serán mi último recurso”.

0 Comentarios

Mostrar