Estás leyendo

Difícil regreso de Malori: no ha acabado ninguna carrera

CICLISMO

Difícil regreso de Malori: no ha acabado ninguna carrera

Adriano Malori durante la presentación del Movistar Team en 2017.

JESUS RUBIO

El italiano de Movistar abandonó en la primer etapa de la Vuelta a Castilla y León. Desde su grave accidente en 2016 no ha finalizado ninguna prueba.

Adriano Malori es un hombre que no se rinde nunca. El italiano lo ha demostrado después de sufrir un grave accidente en el Tour de San Luis (Argentina) de 2016. Una caída, a causa de un bache, le provocó un traumatismo craneoencefálico severo, que lo tuvo en la UCI varios días. Su recuperación fue rozando lo milagroso. En poco meses volvió a subirse a la bicicleta, aunque fuese para hacer rodillo, y sólo siete meses y medio de su percance regresó a la competición.

"Tengo casi media cara de titanio, pero estoy listo", afirmaba el italiano en agosto. Al mes siguiente, en septiembre, regresó a la competición. Su recuperación seguía, pero podía volver a competir. En ese proceso, Movistar y el ciclista habían marcado varias carreras (GP de Québec y GP de Montreal) como dos pruebas de fuego. Malori viajó a buscar sensaciones, sólo pensaban en rodar unos kilómetros no terminaron. La prueba fue satisfactoria y su recuperación continuó.

Su primera parada fue su país. Tomó la salida en el Giro de la Toscana. En la primera etapa tuvo otro gran triunfo en su retorno: terminó una etapa. Finalizó una jornada de 174 kilómetros llana a 11 minutos de la cabeza. Aunque lo importante fue que logró acabar. No corrió la misma suerte en la segunda, donde abandonó. Tampoco en la Coppa Sabatini. El siguiente fin de semana tenía su última cita del año marcada, la Milán-Turín. El objetivo era terminar, pero la suerte le dio la espalda y sufrió otra caída en la que se fracturó la clavícula.

Nada hizo parar a Malori y en 2017 empezó con fuerza. Su primera carrera fue en la Vuelta al Alentejo (febrero), su progresión seguía siendo amplia, pero tuvo que dejarla en la primera jornada. Pasaron tres meses y la Vuelta a Castilla y León fue su siguiente parada. El porpio ciclista afirmó en la RAI antes de la prueba que se encontraba muy motivado y con ganas de finlaizar. Arrancó la prueba, pero antes de la primera hora de carrera tuvo que apearse de la bicicleta. Nuevo revés para el italiano, que sigue ganando la carrera por recuperar su vida personal. En lo deportivo, la batalla todavía será muy larga.

0 Comentarios

Mostrar