Estás leyendo

La Vuelta a La Rioja vivirá el 2 de abril su edición más rápida

CICLISMO

La Vuelta a La Rioja vivirá el 2 de abril su edición más rápida

La Vuelta a La Rioja vivirá el 2 de abril su edición más rápida

Gobierno La Rioja

Cumplirá el 2 de abril su edición número 57, que estará marcada posiblemente por el recorrido más rápido de su historia reciente, con una sola dificultad montañosa.

La Vuelta Ciclista a La Rioja cumplirá el próximo 2 de abril su edición número 57, que estará marcada por su trazado rápido, posiblemente el que más en su historia reciente, ya que los 150 kilómetros de recorrido solo incluyen una dificultad montañosa, de tercera categoría.

La "clásica" riojana, que ha sido presentada hoy, tendrá salida y llegada en el paseo de El Espolón de Logroño, y se disputará por el centro de la comunidad, con Villaverde de Rioja como único paso montañoso, desde el cual el pelotón se dirigirá a Santo Domingo de La Calzada y, desde allí, regresará a Logroño.

El pelotón estará formado por 120 ciclistas y tendrá muchas similitudes con el que un día antes disputará el Gran Premio Miguel Indurain, en Estella; y un día después iniciará la Vuelta al País Vasco.

Se espera, por tanto, la presencia de varios equipos de la máxima categoría, la UCI World Tour, como el Movistar español, y, probablemente, el Orica australiano, que es el equipo que ha ganado las dos últimas ediciones, la de 2015 con Caleb Ewan -que sigue en el equipo- y la del año pasado con Michael Mattews,-que ahora milita en el Giant.

Los organizadores han insistido hoy en la presencia en la prueba de corredores de "los cinco continentes", lo que podría suponer que repitan participación formaciones más o menos "exóticas", como el año pasado llegaron de Kuwait, República Dominicana o Lituania.

David Francisco Sánchez, presidente del club organizador de la prueba, el Club Ciclista Logroñés, ha admitido que este trazado "es el más rápido de los últimos años"; incluso, han previsto medias de en torno a los 43 kilómetros por hora para completar la carrera.

"El trazado tiene que ver con los ayuntamientos que nos patrocinan", ha admitido Francisco Sánchez, quien ha considerado que la distancia, 150 kilómetros, "se adapta al ciclismo moderno".

Además, ha asegurado que el que sea un trazado prácticamente llano no responde a una "sugerencia" de los equipos "que están abiertos a correr donde sea", ha asegurado, y, de hecho, están estudiando para las próximas ediciones desviar la prueba algunos kilómetros a terreno no asfaltado, por el Camino de Santiago.

Sigue la narración de la Clásica Milán San Remo 2017

0 Comentarios

Mostrar