Actualizado

Actualizado a las

Ciclismo

Ciclismo

campo fútbol
jugadores

El belga analiza la actualidad del pelotón

Eddy Merckx: “El ciclismo nunca estuvo más limpio que ahora”

Está considerado el mejor ciclista de la historia: cinco triunfos en el Tour, cinco en el Giro, uno en la Vuelta, tres en Mundiales, siete en la Milán-San Remo, tres en la París-Roubaix...

Eddy Merckx: “El ciclismo nunca estuvo más limpio que ahora” Ampliar
Eddy Merckx repasa con AS la actualidad de la temporada y hace un guiño a Ocaña. | Reuters

—Aunque sea pronto para análisis profundos, ¿qué expectativas tiene para la temporada 2014?

—Expresaré mi opinión para las clásicas y las grandes vueltas. En primavera quiero presenciar una bella y competida pelea entre Boonen, Cancellara y Sagan. Considero a los tres máximos aspirantes al triunfo en tres Monumentos: Milán-San Remo, Flandes y Roubaix. No creo que se produzcan sorpresas por su dominio en campañas anteriores y la madurez de Sagan. En el Giro, Quintana y Rodríguez (se refiere a Purito) son mis favoritos. Y para el Tour, Froome, con la esperanza de que Nibali le intente detener. Sobre la Vuelta, veremos quién participa.

(Merckx se expresa con la soltura que le caracteriza durante la entrevista, pero se mueve con un poco de dificultad. Dos meses atrás salió a dar un paseo en bici en Bélgica con unos amigos y sufrió una dura caída: se fisuró dos costillas y se desgarró tendones de la clavícula y la rodilla izquierdas).

—¿No incluye a Alberto Contador en su lista de candidatos al Tour de Francia?

—Sí, aunque después de su último año, Froome demostró que anda bastante más, un nivel por encima. Su problema es que han llegado corredores jóvenes que se encuentran mejor, puede que le afectara su parón (la sanción por el positivo de 2010). Se podría realizar otra valoración si obtiene los resultados que se plantea. Cambiaría las perspectivas, como la mía.

—¿Piensa que Froome es batible, a pesar de sus exhibiciones en montaña y crono?

—No creo que haya nadie invencible, tarde o temprano se cae. Sin embargo, sólo Nibali estaría en condiciones con el apoyo de su escuadra. Igual Valverde, si le respeta la mala suerte. Que Quintana no acuda al Tour le deja sin el adversario más peligroso al que enfrentarse en las cimas, donde se jugarán el maillot amarillo.

—¿Será Nairo Quintana el dominador del futuro?

—Por supuesto. No recuerdo a muchos con tanta facilidad para escalar. Aparte, se desenvuelve bastante bien en la contrarreloj. Quizá marque una época, el tiempo lo dirá. Deseo seguirle en acción tras su explosión en el Tour de 2013.

—¿Qué le parece el desembarco de Fernando Alonso en el pelotón en 2015?

—Una noticia francamente ilusionante, de las mejores que ha recibido el ciclismo en los últimos años, si no la mejor. Sin duda se tratará de un gran proyecto, como ya ha anunciado él. Espero que su llegada provoque el acercamiento de más patrocinadores a nuestro deporte, para que crezca como merece después de esta mala época.

—¿Cuáles son los motivos de esta racha negativa? ¿Dopaje, crisis económica, ambos?

—Pienso que el ciclismo nunca ha estado más limpio que ahora. Son muchas las medidas que se emplean para garantizar los resultados de las carreras, desde los controles hasta el pasaporte biológico, que la considero una herramienta bastante útil. Para mí, el principal problema radica en la crisis económica, que ha afectado a todo el mundo. Una vez pase el temporal, seguro que las cosas marcharán mejor y se podrá meter de nuevo dinero.

—En cambio, en Oriente Medio van a otro ritmo. ¿Le gusta ser su embajador?

—Así es. A Qatar y Omán se ha sumado esta temporada Dubai, y en Bahrain también parecen dispuestos a montar algo parecido a lo de estos países. Qatar y su emir, con el que mantengo una muy buena relación y estoy orgulloso de trabajar, trajeron las bicicletas aquí. Los demás han imitado su ejemplo. Quizá la evolución del ciclismo dependa de su expansión y de la inversión procedente de la Península Arábiga.

—Y los Mundiales de Qatar de 2016, ¿cambiarán de fechas como se habla con el de fútbol?

—Es la posibilidad más factible que se baraja: retrasarlos tres semanas, hasta octubre (se disputarían del 9 al 16), debido a las altas temperaturas que podríamos encontrarnos.

—En este 2014 se le está recordando mucho en España con motivo de los 20 años de la muerte de Luis Ocaña, por la rivalidad que mantuvieron.

—Fue un noble enemigo y un gran corredor. Me alegro que se acuerden de mí en su país. Y ojalá que para bien (se ríe a carcajadas).