Actualizado

Actualizado a las

Tour de Francia

Tour de Francia

campo fútbol
jugadores

TOUR DE FRANCIA

Bahamontes: "Ya quisieran los franceses un ciclista como yo"

Nacido en Toledo con el nombre de Alejandro, cumplirá mañana 85 años. Primer español que ganó el Tour (1959), fue coronado en Bagneres como el mejor escalador de la historia del Tour.

Bahamontes: "Ya quisieran los franceses un ciclista como yo" Ampliar
Federico Martín Bahamontes señala sus seis victorias en el Gran Premio de la Montaña, durante su visita al Tour. | JESÚS RUBIO

-L’Équipe Magazine le ha nombrado el mejor escalador de la historia del Tour. ¿Cómo se siente?

-Honrado por la distinción, ya que se trata de la carrera más grande, aunque el palmarés habla por sí solo. ¿Qué le sucede al que se marcha al extranjero y no habla idiomas? Que le dejan de lado. A mí no me podían atrás. Aquí en Bagneres de Bigorre conquisté dos etapas al sprint. Todas estas montañas de alrededor son mis amigas.

-¿Quién fue su mayor rival?

-Charly Gaul, desde luego. Nada más comenzar la jornada ya se ponía a mi rueda. Fue un tremendo adversario, con el que mantuve una entrañable amistad cuando colgamos la bicicleta. Su segunda mujer hablaba español y me invitaron a su homenaje en Luxemburgo.

-En Francia, muchos valoran los siete reinados en la Montaña de Virenque por encima de los seis suyos.

-Ya quisieran los franceses tener a un ciclista como yo, que gané el Tour, no como él. Y pude haberme llevado tres o cuatro más con un equipo de verdad y si me hubieran ayudado. Hoy estoy en Francia y prefiero no decir nada malo, pero es que Virenque no me llegaba ni a los tobillos. Ya se lo he comentado a la cara varias veces: “No me alcanzas a la suela del zapato”. En el circo trabajan menos personas dedicadas al circo que él. Otro al que le gustan más las cámaras que la bici es al que saca la lengua (por Voeckler).

-¿Qué recuerda de su triunfo en el Tour de 1959?

-Que vencí al resto porque tenía mejores piernas que ellos. El año anterior, en una cacería con galgos en Talavera con Coppi, me convenció de que si iba a por la general, la Montaña caería sola. Seguí sus palabras al pie de la letra y gané la ronda y los dos maillots. Le agradeceré siempre ese consejo.

-¿Cuál es su escalador favorito en la actualidad?

-El colombiano (por Quintana). Él fue quien reventó la etapa en Pailheres y, de no ser por el otro compañero de Froome, habría llegado a meta. Es muy constante y muy fuerte, aunque sea tan pequeñito.

-¿Qué opina de Froome?

-Que es del estilo de Coppi, un corredor muy completo, que sube y va contra el crono. De momento va como justo líder del Tour, pero le quedan aún los Alpes, Sky ha flojeado y el tío del martillo no se apiada de nadie.

-¿Cómo ve a Contador y a Valverde?

-Contador debe encontrar su golpe de pedal, pienso que lo del primer día de Pirineos fue por comer mal. Todavía dará mucho jaleo. Valverde está más tranquilo, antes gastaba mucha energía. Ojalá continúe así.

-Y del ciclismo de ahora, con tantos escándalos y tan controlado, ¿qué me dice?

-Que a mí sólo me gusta el vino aparte del agua, nunca necesité nada más. No sé cómo habrán sido esas generaciones del dopaje, prefiero no entrar. Lo que sí me enfada es el pinganillo, no hay espontaneidad ni valentía, como en mi época.