Actualizado

Actualizado a las

Más Ciclismo

Más Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Más Ciclismo | MUNDIALES EN PISTA

"Nunca una inversión tan pequeña compensó tanto"

David Muntaner tenía fe en sus posibilidades y le pidió apoyo a Antonio Pérez, que sufragó una aventura con premio: el subcampeonato del mundo en madison.

"Nunca una inversión tan pequeña compensó tanto" Ampliar
David Muntaner y Antonio Pérez, en la sede de 'Reciclajes Pérez'. Arriba, los dos en el aeropuerto de Palma, con la plata. | Penya ciclista Establiments y Miquel Massutí

Los padres me llamaron a los tres minutos de que David consiguiera la plata. Estaban muy contentos, la madre se puso a llorar, me llenó de orgullo que me lo agradecieran tan rápido". Antonio Pérez cumplirá 55 años en unos días, y lleva seis de gerente en Reciclajes Pérez, una empresa familiar de chatarrería radicada en Palma de Mallorca. Él costeó los gastos de desplazamiento y alojamiento en Minsk (Bielorrusia) para que David Muntaner pudiera competir en el Mundial de madison junto a Albert Torres, sus paisanos baleares. Así se expresa Muntaner con el subcampeonato en el zurrón: "Me costó más llegar a Minsk que lograr la plata".

Antonio no quiere dar cifras, pero tampoco esquiva las preguntas: "Mi negocio va bien y puedo permitirme ejercer de sponsor de los equipos o eventos que me lo solicitan. Sin embargo, nunca una inversión tan pequeña compensó tanto, a David y a mí. La repercusión ha sido muchísimo mayor que todo el dinero que he podido dejar en otros patrocinios en la isla". Por ejemplo, en el Arrabal o el Collerense de fútbol, o en su propia formación de ciclismo.

Ayuda. Antonio conoció al pistard en una carrera que se celebró en el Palma Arena con la colaboración de Reciclajes Pérez. Después de que Muntaner sufragara de su bolsillo el viaje a la Copa del Mundo de México y se rompiera allí la clavícula, su padre buscó la ayuda de un benefactor. Y se topó con este mecenas del Siglo XXI: "Le contesté que no podía negarme, que si el chaval se encontraba bien de fuerzas y con ganas por ir al Mundial, adelante. Luego vino David, y cerramos el acuerdo. Me preocupé de preguntar si era legal todo lo que hacía al apoyarle, y en el Ayuntamiento y en la Federación me respondieron que no existía ningún problema".

Los problemas los tiene la Federación Española, que achacó a la crisis esta situación: "La RFEC se halla en una gravísima coyuntura económica, fruto de la deuda heredada y de la fuerte disminución de las subvenciones oficiales. Debido al alto gasto que suponía el Mundial de Minsk, se decidió realizar una selección de deportistas, reducir el plantel técnico a las personas necesarias y eliminar a los acompañantes. Se tomó como base al equipo de persecución, formado por cinco corredores, que afrontarían todas las pruebas del programa (Asier Maeztu, Unai Elorriaga, Sebastián Mora, Eloy Teruel y Albert Torres, este último como reserva). No obstante, y dada la ilusión de Muntaner por acudir, se acordó que asistiese si abonaba sus gastos". Así lo hizo, y se colgó la plata en madison junto a Torres gracias a la generosidad de Reciclajes Pérez: "La Federación no ha confiado mucho en nosotros. Antonio, sí".