Actualizado

Actualizado a las

Ciclismo

Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Portada | TOUR DE OMÁN

Purito gana en vísperas del fallo del TAS sobre el Katusha

El español estrenó el año en la montaña de Omán y antes de que mañana el TAS decida el futuro del Katusha en el World Tour. Froome, nuevo líder.

Juanma Leiva

Omán

Purito gana en vísperas del fallo del TAS sobre el Katusha Ampliar
Purito celebra su triunfo en la Montaña Verde. | NICOLAS BOUVY

Purito Rodríguez venció en la etapa reina del Tour de Omán después de dar una exhibición en la subida final a la denominada ‘Montaña verde’. El del Katusha, que en los días anteriores había albergado dudas sobre su estado de forma, no partía entre los favoritos al marchar a más de un minuto del hasta ayer líder de la carrera, Peter Sagan (Cannondale). Pero el catalán, un día antes de que el TAS dictamine si su equipo vuelve a ser del World Tour, aprovechó el marcaje entre los gallos para lanzar un poderoso ataque a un kilómetro de la llegada que le sirvió para apuntarse su primer triunfo de 2013 y para reivindicar que es uno de los mejores escaladores del pelotón.

Y eso que ayer todas las miradas estaban puestas en otro español ilustre, Alberto Contador (Saxo). El de Pinto ya había probado en las dos jornadas anteriores y ayer no defraudó. Puso al equipo a tirar y fue el que dinamitó la carrera. Pronto el trabajo de sus hombres había desmembrado al pelotón y en las primeras rampas de la ‘Montaña verde’ sólo cinco hombres marchaban en cabeza: Contador (Saxo), Nibali (Astaná), Evans (BMC), Froome (Sky) y Purito (Katusha). Un cartel de lujo para cinco kilómetros de subida a más del 10% de desnivel.

Contador intentó acelerar de nuevo la marcha. Nibali, Froome y Evans, con los que se estaba jugando la general, le sometieron a un duro marcaje. “Quizás hemos sido demasiado explosivos al principio y, al final, cuando me he quedado solo, no tenía piernas. A estas alturas de la temporada aún no estoy en ese momento de forma para desenvolverme en un puerto de este calibre”, reconoció luego Contador. Lo cierto es que el quinteto avanzaba por la árida pendiente omaní sin que ninguno fuese capaz de imponer su ley.

Entonces, a un kilómetro del final y cuando la carretera se inclinaba en casi un 14% de desnivel, llegó el momento de Purito. El menudo ciclista lanzó su ataque al que ninguno respondió, ya sea por fuerzas o porque pensaban en el maillot de líder, mientras que el del Katusha se dirigía hacia la meta. Froome fue el primero en reaccionar: “Creí que podría cogerle”. Evans se marchó a su rueda, mientras que Contador, exhausto de tanto intentarlo, y Nibali, ganador del año pasado en esta cima, se quedaban rezagados.

“Los últimos 300 metros se me han hecho eternos, pero cuando he mirado para atrás he sabido que me llevaba la victoria”, reconoció Purito. Detrás llegaron Froome, nuevo líder de la prueba que vuelve a vestirse de líder tras la Vuelta 2011, y Evans, que celebró su cumpleaños demostrando que hay que tenerle en cuenta. Contador, que ahora es tercero en la general, y Nibali, llegaron a continuación, a 27 y 35 segundos respectivamente (tras las bonificaciones). Pero era el día de Purito, al que la decisión del TAS puede influir mucho en su futuro inmediato: “Esta victoria es muy importante, ahora sólo falta que se arregle lo del equipo”.