Más Ciclismo

Más Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Más Ciclismo | IBEROSTAR CHALLENGE DE MALLORCA

‘El Tolos’, refugio de Wiggins y santuario para los ciclistas

Wiggins, amigo de la casa desde los 16 años, celebró una fiesta allí tras ganar Tour y oro olímpico. Un paparazzi captó unas fotos del británico bebiendo y fumando.

Juanma Leiva

Sean Kelly, Bradley Wiggins, Contador o Chris Hoy son clientes habituales. Pero no hay que ganar un Tour o una medalla olímpica para ser bien tratado en este restaurante del Port de Pollença. En el Tolos, nombre del local y apodo de su dueño, Bartolomé Llompart, es bien recibido cualquiera que llegue dando pedales. En el mundillo del ciclismo, profesional o aficionado, visitar el restaurante es una tradición sagrada si se va a Mallorca. Este verano su fama traspasó fronteras. Wiggins, amigo de la casa desde los 16 años, celebró una fiesta allí tras ganar Tour y oro olímpico. Se dice que fue por todo lo alto. Un paparazzi captó unas fotos del británico bebiendo y fumando, publicadas en los medios ingleses.

“Le gusta pasarlo bien, pero es un gran chaval. No se le ha subido la fama. Cuida de los suyos y de su familia”, cuenta Tolo. Cada vez que se viste de líder, regala un maillot al restaurante. Más ahora que se ha comprado muy cerca una ‘casita’ (860 metros cuadrados por más de un millón de euros). “Todos decían que iba para estrella. En la pista brilló, pero perdió el tiempo. Hasta que se creyó que valía para las grandes vueltas. Si se hubiese centrado en ellas al principio, ahora tendría un palmarés histórico”, comenta. Otra fi gura que ha pasado por allí es Alberto Contador. Tras conocer en plena Challenge de Mallorca 2008 que Astaná, su equipo entonces, no iría al Tour, decidió quedarse en la zona: “Un chaval encantador “. Pioneros. Pero el primero que empezó a acudir fue Ernie Clemens, medallista en los Juegos de Londres en 1948 y director del Falcon, equipo donde corría Tom Simpson .

A partir de ahí llegó el desembarco británico, entre ellos Kelly y Roche. Hoy día es el cuartel general del equipo Sky. “Me llaman y me dicen ‘búscanos un hotel para la concentración’. No sólo los equipos profesionales, sino cicloturistas de todos los países... El ciclismo se ha convertido en uno de los grandes fi lones turísticos de Mallorca y, desde que viene Wiggins, los británicos se han multiplicado. Hay estudios que dicen que Wiggins y el equipo Sky reportan más dinero promocionando Mallorca que lo que logra Nadal con el tenis. Los cicloturistas se quedan semanas enteras. Ah, y todos pasan por el Tolos”.