Más Ciclismo

Más Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Más Ciclismo | Operación puerto

La negativa de la juez indigna a la prensa internacional

Por su decisión de no indagar sobre los clientes de Eufemiano. Ricci (Gazzetta) "La juez hizo catenaccio y espantó la ocasión de gol". L´Equipe habla de farsa.

Jesús Mínguez
La negativa de la juez indigna a la prensa internacional Ampliar
EL JUICIO. Yolanda Fuentes, Manolo Saiz, Vicente Belda, José Ignacio Labarta y Eufemiano Fuentes, en la macrosala donde la magistrada Julia Patricia Santamaría juzga la OP. |

La decisión de la juez Julia Patricia Santamaría de no preguntar a Eufemiano Fuentes por los nombres de sus clientes, cuando éste se ofreció el miércoles en el juicio de la Operación Puerto, produjo incomprensión entre los enviados especiales de los 37 medios internacionales desplazados a Madrid. "La farsa continúa", tituló ayer L'Équipe su información sobre la vista, y lo describió como "una escena grotesca".

"Si su señoría me da el listado, se los identifico a todos ahora mismo", retó el médico, pero la jueza no recogió el guante. Tampoco cuando los abogados de la Unión Ciclista Internacional, Pablo Arturo Jiménez de Parga, ni del Comité Olímpico Italiano, Ignacio Arroyo, le insistieron.

"Todo esto muestra que no se quiere llegar al fondo, justificándose en que lo que se juzga es un delito contra la salud pública. ¡Pero todo el mundo quiere saber los nombres!", valora Stéphane Mandard, jefe de Deportes de Le Monde. "He realizado la cobertura en directo para la web y todos los lectores me hacían la misma pregunta, ¿por qué no lo hace? En Francia, esto parece increíble".

Mandard, que entrevistó para Le Monde a Eufemiano en el 2006, tras su detención, considera en cualquier caso "una sorpresa relativa" la decisión de la juez (debe valorar si hubo mala praxis médica independientemente de a quién se realizaran las transfusiones). "Se corresponde con la actitud de la justicia española en todo el proceso. Se archivó dos veces y se reabrió por las presiones internacionales. Eufemiano dijo el lunes que no sólo trataba a ciclistas. Yo, en su despacho de Las Palmas, vi que tenía guardadas las fichas de todos sus clientes y me dijo que si la Guardia Civil las quería, se las daría. Pero nunca se registró ese despacho", se queja.

Filippo Ricci, de La Gazzetta dello Sport, destacó que "España está jugando una difícil partida con su pasado, y la ocasión era ésta". El CONI fue quien pidió la bolsa de sangre de Valv.(Piti) y la obtuvo cuando el juez Antonio Serrano estaba de vacaciones y se la otorgó una suplente. La cotejó con el ADN de Alejandro Valverde y éste fue sancionado dos años. Por eso, tampoco se comprende en Italia una actitud laxa. No querer saber quién se dopaba. "La juez hizo catenaccio. Se había creado la primera gran ocasión de gol en la audiencia y la espantó", cuenta Ricci.

Para Jacquelin Magnay, del inglés The Telegraph, "la juez se ha ceñido a lo que ya se sabía, lo de los ciclistas, y así va a seguir. Se ha unido a una especie de norma que intenta preservar a la élite del deporte español". Las críticas llueven y hoy declaran los directores Vicente Belda y Manolo Saiz.