Más Ciclismo

Más Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Más Ciclismo | OPERACIÓN PUERTO

Eufemiano: "En 2006 asesoraba a futbolistas, ciclistas, atletas..."

El médico Eufemiano Fuentes ha sido el primero de los acusados en el juicio de la Operación Puerto en declarar ante la juez Julia Patricia Santamaría, que preside el juicio.

Juan Gutiérrez
Eufemiano: "En 2006 asesoraba a futbolistas, ciclistas, atletas..." Ampliar
Un monitor de la sala de prensa del Juzgado número 21 de lo Penal de Madrid, durante la declaración hoy del doctor Eufemiano Fuentes, en el juicio por la Operación Puerto contra el dopaje en el deporte. | Javier Lizón

El médico Eufemiano Fuentes ha sido el primero de los acusados en el juicio de la Operación Puerto en declarar ante la juez Julia Patricia Santamaría, que preside el juicio en el juzgado de Lo Penal número 21 de Madrid. A la declaración de Fuentes le seguirán las del resto de los acusados, los exdirectores deportivos José Iganacio Labarta (Comunidad Valenciana), Manuel Saiz (Liberty) y Vicente Belda (Kelme), más Yolanda Fuentes, hermana del primero y exjefa del equipo médico del Comunidad Valenciana. Todos ellos se enfrentan a una pena de dos años de prisión y el mismo tiempo de inhabilitación por un delito contra la salud pública.

Declaración de Eufemiano Fuentes:

"En 2006 trabajaba con deportistas de todo tipo, futbolistas, ciclistas y atletas. En esa época no trabajaba para un equipo ciclista, sí asesoraba a deportistas concretos: un atleta, un futbolista, un boxeador...".

Explica el proceso: "Si el deportista tenía la sangre muy viscosa, le sacábamos la sangre para evitar ese peligro. Y la congelábamos. Si luego el deportista venía con hematocrito bajo o anemia, le devolvíamos esa sangre por una cuestión de salud. Algunas extracciones se hacían en hoteles cercanos, porque el deportista pedía privacidad para no coincidir con otros en el laboratorio. Nosotros informábamos al ciclista, como en cualquier consulta.No sé hasta qué punto los ciclistas informaban a sus directores o su equipo".

"Se les informaba verbalmente en qué consistía las transfusiones y sus riesgos. No firmábamos nada. Cada deportista pagaba una cantidad dependiendo del periodo. Mi trabajo y el de Merino estaba remunerado".

"La sangre no se repuso nunca en plena carrera. Y no consideraba necesario llevar un registro de las reinfusiones de sangre".

"De Zurbano a Alonso Cano la sangre se llevaba en mochilas térmicas, a veces con botes de Coca-Cola para enfriar en lugar de hielos".

"Las maletas del piso de Alonso Cano eran de Alberto León (fallecido). No se abrieron nunca. Ni sabía que había medicamentos. Alberto León limpiaba, llevaba cajas y las traía. Le pagábamos 150 euros semanales. Nunca participó en las transfusiones".

"Las bolsas llevaban un código numérico y a veces pedían también poner un alias, que siempre es más corto que un nombre y un apellido".

"El número y el alias de las bolsas lo conocíamos Merino, yo y el deportista. Se le mostraba. No había confusión".

"No tenía relación con los equipos, salvo alguna cosa puntual como una tendinitis, condromalacia u otras patologías".

"Nunca he sido médico del Liberty".

La implicación de su hermana: "Mi hermana Yolanda no sabía nada de las transfusiones. Si me hubiera preguntado le hubiera dicho sí. Ni preguntó, ni abría los arcones".

Sobre José Iganacio Labarta : "Labarta tenía una cortisona que me enviaban de Alemania. Era para mí. La recibía él porque yo no estoy siempre en casa. El synecthene era para mí, para el asma... Lo prefiero de Alemania porque es una dosis más pequeña que en España".

Niveles de hematocrito: "No entiendo cómo no ponen un límite inferior de hematocrito. Subir el hematocrito mas del 50 por ciento es peligroso. Los niveles normales están entre el 42 y 52 por ciento. La UCI estableció un tope de 50 para que nadie fuese a una carrera bajo sospecha. Lo que no entiendo es que aún no hayan puesto un tope inferior de hematocrito. No debía tolerarse que vayan con un 30 por ciento, que es igual de peligroso que si fuese demasiado alto. Yo velaba para proteger la hiperviscosidad de la sangre".

Los únicos nombres propios de deportistas reconocidos por Eufemiano son los ciclistas Roberto Heras, Unai Osa y Santi Botero: "¿Me pide revelar la identidad de mis pacientes? Bueno, a Roberto Heras en concreto sí le llevaba yo".

La investigación: "Desde 2001 siempre he pensado que mi móvil estaba intervenido por la prensa. Ya publicaron una conversación. De ahí mi prudencia al hablar"

Su etapa en el Kelme: "Me fui de Kelme en 2002 y no tuve positivos. Sí hubo un positivo en el Tour 2003, yo ya no estaba. luego volví a colaborar en la Vuelta 2003".

Caso Nozal: "Nozal dio hematocrito alto. Yo no le llevaba. Sé de su caso por consultas técnicas de preparadores físicos".

Jesús Manzano: "Con Jesús Manzano no tuve relación".

Sobre Saiz: "El equipo de Saiz me debía dinero y yo le insistí en que me pagara. Él me dijo que me pagaría incluso de su bolsillo".

El día de la detención: "La reunión con Saiz no fue por una cuestión de dinero".