Ciclismo

Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Portada | Dopaje

La Operación Puerto llega a juicio siete años después

La declaración de Eufemiano Fuentes abre hoy el juicio oral de la Operación Puerto. También están acusados Vicente Belda, Yolanda Fuentes, Ignacio Labarta y Manolo Saiz.

Juan Gutiérrez
La Operación Puerto llega a juicio siete años después Ampliar
Eufemiano Fuentes. | Felipe Sevillano

Han pasado casi siete años de la Operación Puerto, de aquella acción de la Guardia Civil que el 23 de mayo de 2006 destripó la mayor trama de dopaje que ha habido en España. Se hicieron cinco detenciones, que ascendieron a ocho días después; se requisaron más de 200 bolsas de sangre y plasma, y material para su conservación y transfusión, se identificaron los nombres de más de 50 ciclistas vinculados al caso... Han pasado casi siete años y hoy, a partir de las 10:00 horas, arrancará el juicio oral en el Juzgado de lo Penal número 21 de Madrid, que preside Julia Patricia Santamaría, y se alargará hasta el 22 de marzo.

Eufemiano Fuentes, considerado el cabecilla de la trama, será el primero en declarar. Y tras él, entre hoy y mañana, desfilarán los otros cuatro acusados: Ignacio Labarta, Vicente Belda, Manolo Saiz y Yolanda Fuentes, por este orden. La Fiscalía pide dos años de cárcel. Se ha retirado del caso a José Luis Merino Batres, que sufre Alzheimer. Otro imputado, Alberto León, apareció ahorcado en su casa en enero de 2011 tras ser vinculado también a la Operación Galgo.

El juicio ha generado mucha expectación internacional: de los 71 medios acreditados, 39 de ellos son extranjeros. "Sin embargo, me temo que se van a llevar una gran desilusión, porque en la vista no se va a juzgar un caso de dopaje, sino contra la salud pública, y estoy convencido de que la juez lo va a acotar mucho", dice un abogado conocedor del caso.

La razón es que en la fecha de los hechos todavía no había entrado en vigor la Ley Antidopaje (lo hizo en noviembre de 2006), por lo que sólo se puede juzgar si existe un delito contra la salud pública. Si, como contempla el artículo 361 del código penal, se puso "en peligro la vida o la salud de las personas", independientemente de que estas sean deportistas o no. Una de las claves es si la sangre es considerada como un medicamento, para que se pueda aplicar ese artículo. La Abogacía del Estado y la Fiscalía sostienen que sí. Los acusados argumentan lo contrario.

Manzano. Como prueba de que no se cuestiona el dopaje, el abogado de Eufemiano, Belda y Labarta reconoce sin tapujos las transfusiones de sangre, pero su defensa se basa en que se hicieron "con suficientes garantías higiénicosanitarias". Para demostrar lo contrario es clave Jesús Manzano, que actúa como acusación particular y declarará el 13 de febrero.