Actualizado

Actualizado a las

Más Ciclismo

Más Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Más Ciclismo | DOPAJE

UCI y AMA abren la puerta del confesionario a arrepentidos

Acuerdan crear una Comisión de la Verdad y la Reconciliación que planteará alguna forma de amnistía para quien confiese dopaje.

Jesús Mínguez
UCI y AMA abren la puerta del confesionario a arrepentidos Ampliar
El pelotón ya rueda en el Tour Down Under en Australia. | Ben Macmahon

La Unión Ciclista Internacional (UCI) y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) abrieron ayer la puerta a los ciclistas a confesar sobre dopaje a cambio de una amnistía en la Comisión Verdad y Reconciliación que acordaron crear. Así lo anunció Pat McQuaid, presidente de la UCI, tras la primera reunión de la Comisión Independiente que crearon para depurar responsabilidades a raíz de las acusaciones de connivencia con Armstrong que afloraron en la investigación de la USADA.

Cuando Oprah Winfrey preguntó a Lance Armstrong si estaba dispuesto a limpiar el ciclismo, éste contestó: “Si se creara una Comisión de la Verdad y Reconciliación y me invitaran, seguro que me uniría, sería el primero”. Parece que será realidad. Un confesionario en el que los corredores que hayan hecho trampas puedan hablar para lograr la catarsis en el ciclismo: que lo que se hizo mal no se repita. 

Según el comunicado de la UCI, junto con la AMA queda ahora definir “el cuadro legal de la Comisión, que comprenderá un programa de amnistía”. No es una cuestión menor, pues choca con el Código Mundial de la AMA, que parece dispuesta a remozarlo. “Se presentará un borrador a la AMA el próximo lunes. El objetivo es definir el alcance de la Comisión a finales de marzo. El programa de amnistía debe ser aprobado por el Consejo de la Agencia Mundial”. 

Sir Philip Otton, presidente de la Comisión Independiente, hizo notar ayer la “la reticencia de los testigos a dar pruebas sin que se les ofrezca la protección de una amnistía”.

AMA y USADA habían anunciado que no colaborarían con la investigación del comité de Otton, entre otras cosas porque no se iba a ofrecer un incentivo a los ciclistas implicados. Corredores como George Hincapié, Christian Vande Velde y David Zabriskie, que fueron testigos de cargo contra Armstrong, hicieron frente a una sanción menor pactada a pesar de haber colaborado. Con la amnistía quizá hubiera sido más fácil.