Más Ciclismo

Más Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Más Ciclismo | dopaje

La AMA espera "una confesión bajo juramento de Armstrong"

Sólo entonces reconsideraría el proceso que llevó a la suspensión de por vida del ciclista. No participará en la comisión de investigación de la UCI. Tampoco la USADA.

EP

Madrid

David Howman, director general de la Agencia Mundial Antidopaje, aseguró que sólo se pensarían en reconsiderar la sanción de por vida al exciclista Lance Armstrong si este decidiese hacer "una confesión completa bajo juramento" y cuente todo lo que sabe sobre las "actividades de dopaje".

El organismo señaló en un comunicado en su web que había leído "con interés" las informaciones de los medios de comunicación en relación a la ''confesión'' que hará el tejano en el programa televisivo de Oprah Winfrey. "Mientras la AMA anima a todos los atletas a confesar sobre cualquier actividad de dopaje en la que estén implicados o conozcan, estos detalles debe ser trasladados a las autoridades antidopaje relevantes", indicó.

Por su parte, Howman fue claro al respecto. "Sólo cuando Lance Armstrong haga una confesión completa bajo juramente y diga todo lo que sabe sobre actividades de dopaje a las autoridades antidopaje, puede iniciarse un proceso legal y acorde para él para buscar una reapertura o reconsideración del comienzo de su sanción de por vida", señaló el directivo.

Además, la AMA comunicó que no tiene pensado "participar en la investigación" de la Comisión Independiente formada por la Unión Ciclista Internacional (UCI), después de comprobar "una número de serios temores" sobre el papel de este organismo "y su habilidad para ejercer su papel sin una excesiva influencia".

"En particular, la AMA teme que el alcance de la investigación se centre demasiado en sancionar al exciclista Lance Armstrong, especialmente cuando su caso está cerrado y completado al no haber apelación y, por lo tanto, no se dirigirá completamente a este amplio y arraigado problema", subrayó la agencia presidida por John Fahey.

Igualmente, no está de acuerdo con "el periodo de tiempo acordado por la Comisión", recalcando que la fecha límite para el informe "es totalmente insuficiente y resultará una oportunidad perdida para investigar apropiadamente el problema", y opina que la UCI "tiene demasiada influencia en los términos de referencia", que firmó sin "consultar a los organismos antidopaje".

A pesar de esto, la UCI y la Comisión dejaron claro a la AMA que no cambiaron ninguno de estos aspectos y por ello ha declinado "gastar dinero y dedicar recursos en una investigación que tiene tan obvias limitaciones". "Finalmente, a causa de que la Comisión no ofrece inmunidad no hay incentivo para que los testigos den un paso adelante o para dar sus testimonios. Un acercamiento que no permite a los individuos dar pruebas si el temor de una represalia que simplemente perpetuará la 'omerta' (código de silencio) que ha sido un obstáculo para las investigaciones en el pasado", sentenció.

En el mismo sentido se ha pronunciado la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos (USADA), que también ha rechazado colaborar con la comisión de la UCI. La USADA explica en un comunicado que comunicó a la Unión Ciclista "lo importante que era para el futuro del deporte limpio que la comisión estableciera un programa de Verdad, Reconciliación y Amnistía para el ciclismo y que tomara medidas para proteger a los ciclistas que colaboraran con ella de posibles represalias por parte de la UCI".

La Agencia estadounidense "entiende que la comisión comparte estos propósitos, pero la UCI ha rechazado modificar los métodos de trabajo acordados". "La negativa de la UCI a permitir que los corredores tengan la oportunidad de contar la verdad sin el temor a represalias pone obviamente en cuestión el interés de la Unión Ciclista en la investigación y hace sospechar que ha maniatado a la comisión para obtener un resultado predeterminado".