Actualizado

Actualizado a las

Vuelta a España

vuelta a españa

campo fútbol
jugadores Cofidis

Vuelta a España | Presentación Vuelta 2013

"Espectacular la Vuelta de este año. Dura, no... ¡Lo siguiente!"

La Vuelta presentó ayer en Vigo su recorrido de 2013 con once metas en alto que incluyen el Angliru y dos jornadas de montaña 'tipo-Tour' en Andorra y los Pirineos franceses.

"Espectacular la Vuelta de este año. Dura, no... ¡Lo siguiente!" Ampliar
El recorrido de la Vuelta a España 2013. |
Juan Gutiérrez

Todavía no había acabado la presentación de la Vuelta a España 2013, cuando Purito Rodríguez empezó a teclear en su teléfono... El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, ponía en su discurso de cierre a los ciclistas como ejemplo de "inspiración" para superar la crisis económica. Y un grupo de gaiteros desfilaba por el pasillo del Teatro García Barbón de Vigo para acompañar a Carlos Núñez en su actuación final... Fue entonces cuando Purito pulsó la tecla y colgó en Twitter: "Espectacular la Vuelta de este año. Dura, no... ¡Lo siguiente!".

Unos minutos antes, en el escenario, a Alejandro Valverde se le había escapado un "¡estoy asustado!", que le salió del alma. Fue justo cuando se destapó el perfil de la 15ª etapa entre Andorra y Peyragudes, que servirá de homenaje al Centenario del Tour de Francia con el Cantó, la Bonaigua, Port de Balès y Peyresourde. Una meta en la que, por cierto, Valverde ya triunfó en 2012.

La incursión francesa es sólo una de las once llegadas que acogerá la Vuelta a España 2013, la primera situada ya el segundo día: el Alto da Groba (1ª). Una más que el año anterior, aunque también hay diferencias cualitativas. Si en 2012 se centró sobre todo en llegadas explosivas; ahora, además, hay etapones de gran montaña como ésta de Peyragudes o la del día anterior en La Gallina (con Envalira, Ordino y Comella). Y por si fuera poco, el Angliru en la víspera de Madrid.

Si a todo ello se le une que sólo habrá una contrarreloj de 38 km, y con el Moncayo (3ª) a mitad de trazado, la conclusión es que queda una Vuelta para escaladores. Muy Purito. Según la opinión coincidente de los ciclistas y los directores presentes, a priori es más dura que la de 2012. Lo que equivaldría a la más dura de la historia.

"El año pasado se vio que este modelo enganchó, por eso veo normal que se repita", admite Samuel Sánchez. Es lo que el organizador, Javier Guillén, llama "la personalidad" de la Vuelta: "Hay que buscar picante, finales explosivos que gusten. El ciclismo necesita al público y por eso lo potenciamos. La de 2012 fue increíble, pero vamos a superar el listón".

"Es un recorrido bonito, sí, pero van a doler las piernas increíblemente", apuntó Alberto Contador, que también advirtió: "Si todo va igualado, habrá mucho espectáculo. El problema es que haya un gran dominador que tenga sentenciada la victoria a mitad de carrera". Toda apuesta tiene sus riesgos.