Más Ciclismo

Más Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Más Ciclismo | Dopaje

Un escándalo que afecta muy de cerca a nuestro país

Lance vivía en Girona, presunto centro de la trama. La casa del ciclista norteamericano fue el escenario de prácticas que varios testigos luego han relatado en sus testimonios.

J. Leiva

Un escándalo que afecta muy de cerca a nuestro país Ampliar
JUNTOS. Armstrong hace rodillo junto al médico Del Moral. | Jesús Rubio

En 1999, un año después del caso Festina, Lance Armstrong cambiaba de residencia desde la localidad francesa de Niza a un palacete en Girona. Según el informe de la USADA, dicho traslado tenía como objetivo facilitar los movimientos de lo que ha catalogado como "el programa de dopaje más sofisticado de la historia". De hecho, muchos compañeros, caso de Hincapié, también vivían en la zona, aprovechando la cercanía con Valencia, donde residían los imputados Pepe Martí, preparador físico acusado de ser el correo que suministraba las sustancias a los corredores, el médico Luis García del Moral, que junto con Pedro Celaya son los dos doctores españoles implicados, y el director del equipo, Johan Bruyneel. El otro médico acusado, el italiano Ferrari, fue otro con el que Armstrong tuvo siempre relación y al que el informe de la USADA relaciona con españoles como Chechu Rubiera, corredor del US Postal de Armstrong, al que se le señala como autor de un pago de 15.000 dólares.

Aquella casa de Girona fue el escenario de prácticas que varios testigos luego han relatado en sus testimonios. Tyler Hamilton ha declarado que vio EPO en su nevera y que estuvo presente mientras se inyectaba en aquella casa.

Tanto protagonismo español ha hecho que la Agencia Española Antidopaje haya colaborado con la USADA en la investigación. De hecho, ya tenía conocimiento de la posibilidad de que Armstrong acabara confesando y está muy pendiente de que dicha confesión vuelva a salpicar a España.