Actualizado

Actualizado a las

Vuelta a España

vuelta a españa

campo fútbol
jugadores Cofidis

Vuelta a España | Habrá más montaña

La Vuelta a España de este año tendrá once llegadas en alto

El recorrido de la Vuelta a España 2013, que se presentará el sábado 12 en Vigo, imitará el esquema que tan buen resultado le dio el año pasado y tendrá once llegadas en alto.

Juan Gutiérrez
La Vuelta a España de este año tendrá once llegadas en alto Ampliar
LA SUBIDA A ÉZARO. En la Vuelta 2012 fue una de las llegadas en alto más novedosas y propició un final trepidante. | Dani Sánchez

El recorrido de la Vuelta a España 2013, que se presentará dentro de una semana (el sábado 12) en Vigo, insistirá con la apuesta que le dio tan buen resultado el año pasado y tendrá once llegadas en alto. Si entonces hubo diez metas en puertos o cuestas duras, en la próxima edición (24 de agosto a 15 de septiembre) se ha sumado una más. Y se repartirán así: dos en Galicia (Alto da Groba y Mirador de Lobeira), tres en Andalucía (Peñas Blancas, Valdepeñas de Jaén y Haza Llana), tres en los Pirineos (La Gallina, Formigal y otra), una en Cantabria (Peña Cabarga o Fuente Dé) y dos en Asturias (Naranco y Angliru).

Como ya es público, Galicia albergará las cuatro etapas iniciales (y la salida de la quinta). Tras la contrarreloj por equipos (entre Vilanova de Arousa y Sanxenxo), llegarán las dos primeras metas en alto: Alto da Groba (Baiona) y Mirador de Lobeira (Vilagarcía de Arousa). La cuarta etapa no se considerará final en alto, pero también picará para arriba en Fisterra, donde desembocará tras un paso por el Mirador de Ézaro.

El siguiente fin de semana se enlazarán otros tres altos del 31 de agosto al 2 de septiembre, ya en Andalucía: Peñas Blancas (Estepona), Valdepeñas de Jaén y Haza Llana (Güejar Sierra). La primera y la tercera son dos de las novedades. El puerto malagueño tiene 16 kilómetros con rampas de hasta el 14%; mientras que la subida granadina es la mitad de larga, pero con pendientes de hasta el 22%. La presencia por tercera vez de Valdepeñas responde a mantener la personalidad de la Vuelta con una cuesta que ha sido pionera e imitada en posteriores ediciones.

Los Pirineos protagonizarán la siguiente tacada, del 7 al 9 de septiembre, después de la celebración de una contrarreloj individual en Tarazona (Aragón). Primero: el Coll de la Gallina (Andorra), que repite respecto al año pasado. Después: una prometedora etapa de gran montaña, de la que se sabe que pasará por la Bonaigua, aunque la meta aún no ha trascendido. Y la tercera: Formigal.

Tres más. La Cornisa Cantábrica acogerá la traca final. El jueves 12 habrá una meta en Cantabria: se especula entre Peña Cabarga o la repetición de Fuente Dé, que tanto juego dio en 2012. Y ya en Asturias, el Naranco servirá de aperitivo del colosal Angliru, que pondrá la guinda el sábado, un día antes del fin de fiesta en Madrid.