Más Ciclismo

Más Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Ciclismo | Flecha Valona

La Flecha fue Purito

El catalán conquistó el tercer triunfo español en la clásica valona

La Flecha fue Purito Ampliar
EL MURO DE HUY. Purito Rodríguez celebra su victoria en la Flecha Valona con 4 segundos sobre sus rivales, a los que dejó clavados en el Muro de Huy, a 400 metros de la meta.

Nadie sabe más de clásicas que los belgas. Nadie. Así que si una empresa belga como Unibet dice que Purito Rodríguez es el favorito para vencer en la 76ª Flecha Valona, lo más inteligente es fiarse de la fuente. Si además esa empresa es una casa de apuestas, tan amigas de ganar dinero, pues vaya usted rascándose el bolsillo. Unibet pagaba la victoria del catalán a 3,5, por delante de dos belgas: Gilbert y Vanendert (ambos a 5,5). Y casi clava el pronóstico, porque entre Purito y sus dos rivales sólo se coló el suizo Albasini.

Purito era el favorito en las apuestas por varias razones, pero fundamentalmente por una: ahora mismo es casi imbatible en este tipo de llegadas, en cuestas cortas con mucha pendiente. Su palmarés es una escalada tras otra: Montelupone (Tirreno-Adriático), Puy (GP Indurain), Valdepeñas de Jaén y San Lorenzo de El Escorial (Vuelta a España), Aia y la reciente Ibardin (Vuelta al País Vasco)...

A medida.

El Muro de Huy es una subida de 1,3 kilómetros con rampas de hasta el 24,4 por ciento. Un traje a medida. Lo raro, ciertamente, es que todavía no hubiera ganado aquí. Aunque sí se había acercado dos veces: segundo en 2010 (Cadel Evans) y 2011 (Gilbert). Esa misma plaza la había ocupado también en las otros dos clásicas que completan el Tríptico de las Ardenas: Amstel Gold Race (en 2011, tras Gilbert) y Lieja-Bastoña-Lieja (en 2009, tras Andy Schleck).

Eran ya demasiados tiros a los palos para que Purito dejara pasar otra oportunidad... Y mucho más sabiendo que el Gilbert de 2012, aun estando en progresión, tiene poca comparación con el invencible Gilbert de 2011. Joaquín Rodríguez no especuló... Arrancó a 400 metros, en la zona más dura, y dejó clavados a sus rivales. En la meta aventajó a sus compañeros de podio en 4 segundos, pero bien pudieron ser más porque se entretuvo en celebrar y en saborear una victoria que ha definido como "la más bonita, la más increíble, la más buscada y la más deseada".

Purito Rodríguez conquistó así la tercera victoria española en la Flecha Valona, después de Igor Astarloa (2003) y de Alejandro Valverde (2006). Aquel año, el murciano redondeó un doblete con la Lieja-Bastoña-Lieja, un objetivo también al alcance del catalán el próximo domingo.

Si esta crónica llega a su final y no recoge más del desarrollo de la carrera es porque el interés se redujo a esa última subida a Huy. Sin más. Igor Antón fue el siguiente español: 17º. Y Valverde estuvo para poco: 46º.