Actualizado

Actualizado a las

Más Ciclismo

Más Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Ciclismo | Dopaje

Landis: "El técnico de Contador era un traficante de droga"

Acusó a Pepe Martí en Alemania

Landis: "El técnico de Contador era un traficante de droga" Ampliar
POLÉMICO. Landis, antes de declarar en el juicio contra Armstrong.

Floyd Landis vertió unas graves acusaciones sobre "el preparador de Alberto Contador, Pepe Martí", en un programa que emitió ayer la televisión alemana ARD: "Martí no era más que un conocido traficante de droga. En mi época de corredor en el US Postal, me vendió hormonas del crecimiento, EPO y otras sustancias ilegales".

Jacinto Vidarte, portavoz de Contador, atendió a AS: "Alberto conoció a Martí cuando pertenecía al Discovery. Como entonces ejercía de técnico en el equipo, se encargaba de los entrenamientos. También lo hizo así en el Astaná, ya que pasó a la estructura kazaja tras desaparecer el conjunto norteamericano. Este año, los únicos responsables del calendario y la preparación de Alberto son los miembros del Saxo Bank de Biarne Riis. Aparte, lo que dice Landis sobre Martí es falso, y el implicado se encargó de desmentirlo".

Landis envió en mayo una serie de e-mails a la Federación Estadounidense y a la Unión Ciclista Internacional (UCI), a los que tuvo acceso el Wall Street Journal, en los que denunció que se había dopado sistemáticamente desde 2002, su primera temporada a las órdenes de Johan Bruyneel en el US Postal. Ya en esos correos denunció que Pepe Martí le suministraba los productos que él y sus compañeros Armstrong, Leipheimer, Hincapié o Zabriskie tomaban para mejorar su rendimiento.

El menonita, positivo por testosterona en el Tour de 2006, que ganó y del que fue desposeído en favor del segundo, Óscar Pereiro (al que también acusó de hacer trampas en otra entrevista en el Sunday Times), se ha convertido en un adalid de la limpieza en el ciclismo después de negar durante años el haber hecho nada ilícito. En la investigación federal abierta contra Lance Armstrong en Estados Unidos es uno de los testigos clave.