Actualizado

Actualizado a las

Más Ciclismo

Más Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Óscar Freire

"Ganar el cuarto Mundial sería un logro histórico"

Óscar Freire, triple campeón del mundo, correrá la Vuelta con el objetivo de ganar "alguna etapa". Pero, sobre todo, desea conquistar su cuarto Mundial el 25 de septiembre.

Con qué forma y motivación afronta la Vuelta?

Llego mejor que en otras ocasiones. Estoy más fresco al no haber disputado esta vez el Tour, y con muchas ganas. Pero hasta que no empiece la carrera no sabré realmente cómo estoy.

¿Objetivos?

Siempre trato de ganar alguna etapa. Pero me conformo con sentirme bien. El ganar siempre es complicado. Este año creo que he andado bien, pero sólo llevo dos victorias. Me ha faltado suerte. Rocé varios triunfos más, pero se me escaparon.

Esta Vuelta es muy montañosa, pero también tiene hasta once posibilidades de llegada al sprint.

No sé dónde ve usted tantas. Supongo que cuenta las etapas finales. Pero en ellas lo normal es que se resuelvan con escapadas. A esas alturas es difícil controlar el pelotón. Hay que intentarlo en las primeras jornadas.

Pero sí hay varias que tienen un trazado que le puede favorecer.

Eso sí. Hay etapas con algún puerto en los últimos kilómetros que eliminará a los sprinters puros. Por ejemplo, la de Córdoba. La conozco y se me da bien.

¿Le viene mal o bien que venga Cavendish?

Mal. No es sólo Cavendish. Además tiene un equipo de especialistas para controlarle el sprint y dejarle sin esfuerzo a 150 ó 200 metros de meta. Si trae una formación como la del Tour, va a ser muy difícil disputarle una etapa.

¿Algún rival más?

Muchos. Farrar, Petacchi, Boo­nen, Sagan Y Kittel, el chaval este nuevo que ha ganado cuatro etapas en Polonia. En su primer año de profesional, y en un equipo que no es potente (Skil Shimano), tiene que tener algo.

¿Qué le parece el recorrido?

Muy duro. Cada año lo hacen más exigente. Entiendo que el espectáculo se da sobre todo en la montaña, pero cada vez se hace más penoso para los ciclistas. El trazado del último Giro fue bestial.

¿Cree que Contador lo pagó en el Tour?

Seguro. Pero además sufrió varias caída y tuvo que arrastrar sus secuelas. Aun así, dadas las circunstancias, realizó un buen Tour.

¿Disputará toda la Vuelta o parará por el Mundial?

La quiero hacer entera. Hay dos semanas desde el final de la Vuelta hasta el Mundial y este año no he corrido el Tour. Me vendrá bien como preparación.

Si llega hasta Madrid igual puede pelear por el maillot verde.

No es fácil. Cuando lo gané en el Tour sólo me ayudó Flecha. Exige mucho desgaste. No quiero quemarme e hipotecar mi preparación para el Mundial.

Que es su gran objetivo.

Claro. En la Vuelta a Dinamarca, a principios de agosto, pude ver el circuito del Mundial y es más fácil de lo que creía. Sólo tiene un repecho de 600 ó 700 metros que acaba en la meta. Únicamente si llueve puede hacerse duro. Pero quizá sea mejor así, porque, tal como anda Gilbert, si es un circuito exigente no habría quien le ganara.

¿Qué tal le va a usted ese circuito?

Yo me veo con opciones. El hecho de que el sprint final sea duro me beneficia. Y, aunque el recorrido sea fácil, son 280 kilómetros, más veinte de la neutralización. Con 300 kilómetros en las piernas no es fácil sprintar para nadie.

¿A quién ve en ese esfuerzo final?

A Hushovd, Gilbert y Sagan. Son los tres a los que mejor les va esta carrera.

Si gana por cuarta vez el Mundial sería histórico.

El Tour hubo quien lo ganó siete veces, pero nadie ha conseguido cuatro Mundiales. Eso habla de lo difícil que es. Si lo consiguiera, desde luego que sería un logro histórico.

Está claro que un Mundial no lo gana cualquiera, pero ¿se necesita también suerte?

No. Se puede perder por mala suerte. Y de hecho, a mí se me han escapados algunos por ello. Pero nunca se gana por suerte.

La Selección estará a su disposición, ¿no?

El año pasado ya lo estuvo. Corrimos bien, pero tuvimos un despiste en un momento clave y no pudimos recuperar.

¿Han sido los Juegos de Londres los que le han hecho continuar un año más?

Una de las causas, pero principalmente es porque me veo bien y con ganas. Aunque sí, siempre hace ilusión correr los Juegos. Quiero sacarme la espina porque en los tres que he disputado, Sydney, Atenas y Pekín, tuve problemas.

¿Y en qué equipo correrá?

Lo que es seguro es que no me va a faltar equipo. A mí me gustaría continuar en Rabobank. Llevo muchísimo tiempo con ellos, han depositado su confianza en mí y creo que les he correspondido.