Actualizado

Actualizado a las

Más Ciclismo

Más Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Ciclismo | Caso Contador

La Sanidad vasca no ha iniciado investigaciones

"Es Contador el que debería aportar las pruebas"

Ezquerro / Herrán

La Sanidad vasca no ha iniciado investigaciones Ampliar
LÍO CÁRNICO. El pelotón del Tour de Francia pasa al lado de una granja de explotación vacuna.

El Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno vasco aclaró ayer a AS que todavía no ha emprendido ninguna investigación para esclarecer si el caso del solomillo contaminado con clembuterol que denuncia Alberto Contador supone un delito contra la salud pública: "Realizamos controles rutinarios en la carne que se vende en el País Vasco, sea o no criada en nuestra región, e incluso en las propias carnicerías. No tenemos por qué emprender ahora acciones especiales, no lo vemos necesario. En todo caso, será Contador el que deba aportar pruebas de que adquirió un producto adulterado aquí".

Sanidad insistió en que "además de no ser cierta la sospecha, es tremendamente injusta con el sector cárnico, que en los últimos años ha hecho un esfuerzo muy importante para asegurar la trazabilidad de su género y su seguridad. En todos los análisis exigimos la documentación pertinente que acredite su procedencia".

Andy Ramos, abogado de Contador, señala que la carne intoxicada no tiene que provenir necesariamente del País Vasco: "Nunca hemos dicho que la carne sea española, podría haber llegado de Argentina o México, países en los que no está prohibido utilizar clembuterol para engordar a las reses". Fuentes de ASAJA (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) defienden esta teoría: "Tras el acuerdo alcanzado este año entre la UE y Mercosur (mercado común de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), 20.000 toneladas de vacuno que se trata ilegalmente en los cebaderos de Sudamérica han desembarcado en Europa".

Registros.

ASAJA sostiene que el puerto de San Juan de Luz (Francia) se trata de un punto clave donde las carnicerías del País Vasco compran esta carne presuntamente contaminada. AS consultó con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria si estos productos son controlados al entrar en nuestro país: "Sí, se analizan en puntos fronterizos especiales, no todos los alimentos, porque resultaría imposible, pero sí parte del lote aleatoriamente".