Actualizado

Actualizado a las

Más Ciclismo

Más Ciclismo

campo fútbol
jugadores

Pekín 2008 | Ciclismo

Los 'vampiros' dan la bienvenida a Sastre

Controles para todos los corredores españoles

Los 'vampiros' dan la bienvenida a Sastre Ampliar
BUSCADO. Carlos Sastre pasó control antidopaje tras desayunar.

Ni siquiera habían tenido tiempo para combatir el jet-lag. Cuando la mañana arrancaba en Pekín y nuestros puntales en ciclismo apuraban el desayuno, la AMA (Agencia Mundial Antidopaje) agitó de nuevo el pelotón. Carlos Sastre debía pasar un control antidopaje (orina y sangre) por sorpresa. ¿Curioso? Al menos así lo parece, pues ha sido llegar el Dream Team del ciclismo y oír hablar de nuevo de la ley. Del control.

Eran las 8:15 de la mañana. Miembros del COE esperaban a los ciclistas para abandonar la Villa Olímpica rumbo a la conferencia en el Centro de Prensa. Los agentes de la AMA llegaron hasta la cocina -no es un decir, es literal- y se llevaron a Sastre hasta la policlínica de la primera planta del edificio. "No le dejaron ni cambiarse", comentaba Mikel Zabala, jefe de equipo.

Requisito.

El seleccionador, Paco Antequera, y el médico de la expedición, Pascual Casañ, le acompañaron a cumplir con el requisito médico. Mientras, Alejandro Valverde, Óscar Freire y Samuel Sánchez se dirigían hacia la rueda de prensa pese a que la AMA pretendía que ellos también pasaran el control. Deberían hacerlo después, aunque para ello pidieron a Zabala su número de teléfono e incluso el de su credencial. "En el ciclismo se nos trata más injustamente que en otros deportes", comentaba Samuel.

Ya una vez juntos, Antequera pudo pensar en lo único en que debería haber hecho a lo largo de la mañana: en ver a sus corredores sobre las calles de Pekín. Se ejercitaron durante tres horas y media en un circuito situado a unos 25 kilómetros de donde se alojan. La próxima madrugada llega Alberto Contador, el quinto brillo del Dream Team, y probablemente mañana comprueben los secretos que esconde el recorrido de 245 kilómetros por el que transcurrirá la prueba de fondo. Podrán entrenar en la zona de subidas, pues la bajada corresponde a una autovía que aún no puede cerrarse al tráfico. Al menos el 50% del circuito lo tendrán ya en la cabeza. A partir de ahí sólo queda afilar el colmillo. A eso han venido Valverde, Sastre, Sánchez, Contador y Freire a estos Juegos. A morder medalla.